DERECHO DE FAMILIA EN MURCIA
DERECHO DE FAMILIA 
 -Impago de pensiones
-Divorcio y separaciones
-Medidas paternofiliales
-Liquidación de sociedad de gananciales
-Modificación de medidas
-Ejecuciones pensiones
-Reclamación de gastos extraordinarios
-Tutelas
-Incapacitaciones
-Nombramiento de defensor judicial

¿Qué es el Derecho de Familia?

El derecho de familia es el área del derecho que se ocupa de las relaciones familiares. Incluye la creación de relaciones familiares y la ruptura de las mismas a través del divorcio y la terminación de la patria potestad.

La ley de familia trata la adopción, la custodia impugnada de los hijos y las obligaciones de manutención de los hijos que se derivan de ella.

Debido a que el derecho de familia es la práctica de la ley que se relaciona con las relaciones y los niños, puede ser una de las áreas más emocionales de la ley. Somos expertos abogados de familia. Consultanos podemos ayudarte

Nuestros abogados de familia están involucrados en aspectos muy personales de la vida de nuestros clientes, para ofrecer los resultados más favorables en cada caso.

El derecho de familia puede ser algo complejo de estudiar. Cada caso tiene unas características personales y en todos ellos se aplica la ley.

En España, hay dos tipos económicos estándar o sistemas de matrimonio: «separación de bienes» y «sociedad de gananciales».

Abogamur, expertos en Derecho de Familia

Derecho de familia

A menos que se elija específicamente mediante documento público firmado ante notario, el tipo de matrimonio se determina por defecto y suele depender de la comunidad autónoma o región en la que la pareja reside una vez casados.

 

La separación de bienes es la opción por defecto en Cataluña, Aragón, Navarra, Islas Baleares y País Vasco.

 

Cuando una pareja se casa por separación de bienes, se considera que cada uno de los cónyuges es propietario de lo que trajeron al matrimonio, es decir, de lo que poseían antes de casarse, así como de lo que han adquirido durante el matrimonio, ya sea por compra, herencia o donación. Pueden disponer libremente de los bienes y activos que deseen.

 

Así, cuando la pareja compra un bien, por ejemplo, un coche, y uno paga el 75% del coste mientras que el otro cónyuge paga el 25% restante, entonces al divorciarse tendrían derecho a un porcentaje del valor del coche basado en el porcentaje que han aportado al precio de compra.

 

Si no es posible determinar cuál de los cónyuges es el propietario de un bien en particular, entonces se divide 50-50.

 

La sociedad de gananciales es la posición por defecto en el resto de las regiones españolas y tiene el efecto de que todos los bienes y activos adquiridos durante el transcurso del matrimonio y que no se consideran bienes «privados», deben considerarse como pertenecientes a ambos cónyuges por igual.

La renta y la pensión de cualquiera de los cónyuges pueden considerarse como pertenecientes a la economía matrimonial.

 

Los bienes que no pueden formar parte de la economía matrimonial se denominan «privados». Entre ellos se incluyen los siguientes bienes:

 

  • Aquellos derechos y bienes poseídos antes del matrimonio (incluso cuando los fondos considerados «comunes» a ambos cónyuges se utilizan para pagar cuotas posteriores, con la excepción de la casa matrimonial, instalaciones y accesorios),
  • Los derechos y bienes obtenidos durante el matrimonio sin pago alguno, por ejemplo, las herencias o regalos recibidos por un determinado cónyuge
  • Los derechos y bienes obtenidos a cambio de un bien privado perteneciente a uno de los cónyuges
  • Derechos que sólo pueden transmitirse por vía sucesoria
  • Ropa y objetos personales que no tengan un valor «extraordinario».
  • El equipo necesario para el ejercicio de un oficio o profesión, a menos que sea parte integrante de una empresa común.
  • Bienes adquiridos con un pago inicial por uno de los cónyuges, aunque se paguen cuotas posteriores con fondos comunes.

 

Derechos de propiedad

Las nuevas normas tienen por objeto aclarar los derechos de propiedad de los matrimonios o las parejas de hecho registradas. Estas normas claras sobre el divorcio o la separación ponen fin a las leyes paralelas y posiblemente contradictorias, por ejemplo, sobre la propiedad o las cuentas bancarias, en los diferentes países de la Unión Europea.

 

Los efectos del matrimonio se regirán por la ley personal común de los cónyuges al tiempo de contraerlo; en defecto de esta ley, por la ley personal o de la residencia habitual de cualquiera de ellos, elegida por ambos en documento auténtico otorgado antes de la celebración del matrimonio; a falta de esta elección, por la ley de la residencia habitual común inmediatamente posterior a la celebración, y, a falta de dicha residencia, por la del lugar de celebración del matrimonio.

 

También es interesante saber que hay varias clasificaciones de propiedad privada, que nunca se comparten entre la pareja. Por ejemplo, si una persona recibe una donación de bienes inmuebles a su nombre, eso se considera propiedad privada y por lo tanto no forma parte del patrimonio común.

Pueden surgir muchas preguntas y todas podemos aclararlas. En Abogamur te ayudamos a solventar tus dudas sobre derecho de familia y separación.

Haz tu consulta ahora, podemos ayudarte.

Start typing and press Enter to search

× ¿En que podemos ayudarte?